BIG DATA & BUSINESS

12
jun
`BIG DATA´ Y EMPRESA: ¿QUÉ FALTA POR HACER?
`BIG DATA´ Y EMPRESA: ¿QUÉ FALTA POR HACER?
  • 591 Views
  • 0 Comment
  • Big Data . Big Data & Business . Big Data for Executives . Estrategia Empresarial .

En la actualidad, estamos asistiendo no solo a la adopción de Big Data por parte de las empresas a un ritmo cada vez más creciente sino a la aceleración en el despliegue de estrategias para transformarse en organizaciones orientadas al dato. Si bien inicialmente eran los departamentos de Tecnología los que lideraban proyectos buscando ahorros en costes en el almacenamiento y procesamiento masivo de datos, posteriormente los departamentos de marketing han adoptado Big Data con el fin de apoyar sus estrategias de digitalización y buscando la mayor eficiencia de las campañas comerciales gracias a un mayor conocimiento del cliente, entre otros beneficios.

Las principales empresas a nivel mundial ya han emprendido la adopción de estrategias empresariales alrededor del Big Data; una adopción masiva liderada por negocio y cada vez más desde la dirección ejecutiva. De hecho, según un estudio de IDC, solamente un 10% de los proyectos Big Data son puramente proyectos de IT.

La clave de esta tendencia imparable está en la constatación de que las tecnologías como el Big Data aportan un retorno de inversión claro para negocio, explicitado en modo de nuevas formas de ingresos como consecuencia de la anticipación de la demanda, el desarrollo de nuevos productos y servicios personalizados, las mejoras a nivel de eficiencia operativa, la mayor capacidad de análisis para la toma de decisiones, así como en la prevención y predicción de riesgos y fraude. Pero también Big Data es la fuente de nuevos modelos de negocio basados en la monetización del dato, lo que está provocando la transformación de las empresas de productos y servicios en empresas de datos; es un fenómeno transversal que afecta a todas las industrias y sectores.

Lo más diferencial es que por primera vez la demanda de cambio y adaptación rápida que requiere negocio no tiene por qué estar acompasado con los ritmos de transformación tecnológica.  Big Data se potencia gracias a la nube, la infraestructura virtualizada  y la analítica avanzada como servicio. Por lo tanto, mientras las áreas de IT diseñan su roadmap evolutivo para integrar sus arquitecturas tradicionales para encajarlas con Big Data, negocio puede ir desarrollando proyectos tácticos basados en casos de uso con un retorno de inversión a corto plazo.

Reconocer la importancia de Big Data, sin embargo, no significa ser capaz de adoptarlo con éxito. Y esto es así porque conseguir realizar el potencial de Big Data es un reto no solamente de procesos o capacidades tecnológicas, sino sobre todo de organización y estrategia. Desde mi experiencia, la adopción de Big Data como parte de una estrategia corporativa implica 5 grandes retos a nivel de gestión empresarial:  Liderazgo, Tecnología, Gestión del Talento, Toma de decisiones y Cultura organizativa.

Si bien las tecnologías disruptivas provocan cambios exponenciales, las organizaciones evolucionan a un ritmo menor, y hace falta liderazgo organizativo para mantener el rumbo a pesar de las tensiones internas y externas que provoca orientar nuestras estrategias hacia modelos de negocio basados en datos.

Desde el punto de vista de la tecnología, Big data supone que el centro de gravedad de los sistemas de información ya no son las aplicaciones. Esto cambia la manera de  procesar, analizar y explotar la información, siendo obligado replantear el encaje con los sistemas tradicionales. Algunas decisiones tecnológicas de los últimos 5 años puede que sean equivocadas u obsoletas y hay que asumirlo para reaccionar a tiempo.

El tercer gran reto es la gestión del talento:  son necesarios nuevos perfiles profesionales que sepan gestionar Big Data y analizarlo. Una nueva generación de profesionales, como los científicos de datos, los arquitectos en Big Data y los ingenieros de datos, que no solamente tienen habilidades y conocimientos diferenciales, sino que sus motivaciones, intereses y expectativas ante su profesión y su puesto de trabajo son totalmente distintas a las de las generaciones anteriores. Por tanto, resulta un desafío detectar este talento, formarlo, retenerlo pero sobre todo, ser capaces de generar un entorno organizativo adecuado para su desarrollo.

Desde otro prisma, Big Data no solamente cambia la manera en la que descubrimos nuevas relaciones ocultas y patrones de comportamiento únicos a partir de la información, sino que nos obliga a tomar decisiones de una manera distinta. Uno de las dificultades más importantes a nivel de gestión empresarial es enseñar a los directivos a tomar decisiones a partir de los datos, en vez de basadas en informes que reflejan el pasado, o basados en   la intuición o los prejuicios.

Y por último Big Data requiere una cultura organizativa transparente y  abierta a compartir la información, entendiendo que es un activo de valor estratégico que no pertenece ni a un departamento ni a un sistema, sino a la organización. De la cultura de “el dato es mío” se debe pasar a publicar y compartir los datos a nivel corporativo, a través de departamentos y canales, evidentemente siguiendo políticas de seguridad y de gobierno. Este cambio cultural hacia un entorno más abierto, transparente y ágil es uno de los principales escollos a la hora de aprovechar el potencial de Big Data, sobre todo en grandes corporaciones con estructuras muy rígidas que deben competir en el mercado con empresas pequeñas más dinámicas e innovadoras.

El fenómeno del Big Data no tiene vuelta atrás. Es un factor dominante en todos los sectores y en nuestras vidas que cambia para siempre la manera en que interaccionamos con la información como sociedad. Lo deben tener en cuenta las empresas y también los países, ya que sólo aquellos que sepan generar el marco adecuado para el intercambio de datos entre empresas – evidentemente con seguridad y garantías- pero en un marco que permita la generación de valor empresarial, serán países competitivos en la nueva economía de los datos.

Artículo de Opinión en L´Economic

Synergic Partners es una consultora estratégica y tecnológica fundada en 2007 especializada en Gestión, Gobierno y Análisis de Datos. Su foco es ayudar a las empresas en mejorar el conocimiento del cliente, la lucha contra el fraude, la mejora del control de riesgos y cumplimiento normativo, así como en procesos de fusiones y adquisiciones. En todos estos campos aplican su conocimiento en tecnologías Big Data y Data Analytics. Con sede en Madrid, Barcelona y Zurich , entre sus clientes se encuentran las principales empresas españolas y suizas en los sectores de Banca, Seguros, Retail, Farmacéutico y Manufacturing, entre otros.

0 COMENTARIOS
DEJA TU COMENTARIO

Clientes destacados